Contraste
A A A

Usted está aquí

El uso de los buses articulados de TransMilenio aumentó un 11 por ciento, frente al Día Sin Carro del año pasado. Por su parte, el uso de los buses zonales se disparó un 51 por ciento.

    El crecimiento en el uso de los cicloparqueaderos fue del 24 por ciento.

    Los hurtos en TransMilenio cayeron un 75 por ciento, y el vandalismo se redujo en 55 por ciento.

    Se recuperó el espacio público para el peatón en la carrera 11, y se habilitó una nueva vía segura para los ciclistas. Además, ambos carriles volvieron al sentido norte-sur, tal como lo pedían los ciudadanos.

    En todos los corredores, el número de bicicletas aumentó en un 9 por ciento, en comparación con el Día Sin Carro del 5 de febrero del 2015. Por ejemplo, el número de biciusuarios sobre la carrera 11, que se puso en marcha este jueves, aumentó a 7.939.

    En esta jornada se presentó una disminución significativa de contaminación auditiva. El ruido disminuyó 2,86 decibles en la avenida Circunvalar, 1,6 en la carrera 19, y 0,83 en la Autopista Sur, todo esto comparado con un día normal.


Al cierre de este comunicado  (6:00 p.m.), un total de 1’992.818 personas se habían movilizado en las troncales de TransMilenio, lo que equivale a un incremento del 11 por ciento en comparación con el Día Sin Carro celebrado en febrero del año pasado.

Por su parte, en los buses azules se habían transportado 1’698.559 personas, es decir, un 51 por ciento más frente al Día Sin Carro del 2015.

Otro hecho a destacar de la jornada fue el uso de las bicicletas. En todos los corredores, el número de personas en cicla aumentó un 9 por ciento, en comparación con el Día Sin Carro del 5 de febrero de 2015.

Por ejemplo, el número de biciusuarios sobre la carrera 11, que se puso en marcha este jueves, aumentó a más de 9.000. Otro indicador del aumento en el uso de la bicicleta es la utilización de los cicloparqueaderos de TransMilenio, que este año superó los 2.000, con un incremento del 25 por ciento con respecto al Día Sin Carro del  año pasado.
 
Durante la fiesta del transporte público, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, les hizo un reconocimiento a los cerca de 24.000 operadores de todo el sistema TransMilenio, por el esfuerzo que hacen a diario para movilizar, en promedio, a unas 4 millones de personas (en buses troncales, zonales y alimentadores).
 
“Para solucionar los problemas de movilidad, es necesario que quienes tengan carro usen el transporte masivo”, dijo el alcalde Peñalosa.
 
“El balance es muy positivo para la ciudad, y es claro que la única forma de hacer viable la movilidad es apostando por el transporte público. Tenemos un firme compromiso de mejorar el servicio, la cobertura y la calidad. ¡Para eso estamos trabajando!”, aseguró la gerente de TransMilenio, Alexandra Rojas.
 
En la jornada, como hecho notorio, el alcalde Peñalosa estuvo acompañado de 15 grandes empresarios del país, integrantes de ProBogotá, quienes le manifestaron su respaldo para promover el uso intensivo del transporte público.
 
Los empresarios, que conocieron el Centro de Control de TransMilenio y que acompañaron a Peñalosa en un recorrido por la calle 26, hasta el Museo Nacional, fueron José Alejandro Cortés, presidente del Grupo Bolívar; Carlos Enrique Moreno, presidente de la Organización Corona; Carlos Ignacio Echeverry, gerente general de Alkosto; Pedro Miguel Navas, presidente de la Junta Directiva de Ospinas; Carlos Mauricio Velásquez, subdirector de Compensar; Fernando Molina, de la Organización Ardila Lülle; y el presidente de ProBogotá, Luis Guillermo Plata, entre otros.
 
“Esta fue una jornada de pedagogía donde los empresarios expresaron su apoyo al alcalde y conocieron de primera mano los retos del sistema. También quedó claro que necesitamos hacer un esfuerzo por usar menos el carro particular e incrementar el uso del servicio público de transporte y la bicicleta”, señaló Plata.

La nueva cara de la carrera 11
 
En la madrugada de este jueves, sobre las 5:30 a.m., el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, inauguró la nueva cara de la carrera 11, en el norte de la ciudad. Ahora, la vía cuenta con un carril exclusivo para los ciclistas, y tres carriles para el tráfico de vehículos, todos en el sentido norte-sur.

“Los cambios en la carrera 11 buscan recuperar el espacio para el peatón en el andén y hacer una movilidad más segura y eficiente para los ciclistas”, dijo Bocarejo.

 anonimo.pdf

Comentarios

Hola mundo