Contraste
A A A

Usted está aquí

  • La iniciativa surge de la necesidad de diseñar barrios para la gente en lugar de privilegiar la existencia de espacios públicos con usos indebidos o subutilizados.
  • Encuesta realizada a la comunidad de la Carrera 9 con Calle 80, donde se implementó la primera intervención del programa Plazas en Bogotá, reveló que 94% de las personas quería recuperar el espacio público.

Plaza Calle 80

Antes

Después

Los vecinos de la Carrera 9 con Calle 80 en Bogotá tienen desde el pasado fin de semana un nuevo espacio para compartir, caminar, conversar y moverse seguros como peatones. El espacio fue intervenido por el Distrito con la asesoría de Bloomberg Philanthropies, Bloomberg Associates y la participación de la comunidad residente en el sector. Anteriormente, el sitio era ocupado por automóviles que quitaban el espacio a quienes se desplazaban a pie, al tiempo que generaban impactos negativos en el paisaje, el aire y la movilidad de niños, adultos y ancianos.

“En este sitio existía un parqueadero de carros. Creo que hay muchas maneras mejores de utilizar el espacio en esta zona. Nosotros hablamos con los vecinos, les hicimos encuestas, les preguntamos qué creían que se podía hacer aquí y muy pocos dijeron que el parqueadero era una opción. Por el contrario, dijeron que querían un espacio para disfrutar, para descansar, para recuperar la ciudad y eso es lo que estamos haciendo”, explicó el Secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, en la inauguración de Plaza 80, como se conoce ahora el lugar.

La consulta realizada a la comunidad por el Distrito dejó ver que la mayor parte de quienes transitan por el sector son peatones (76% llegan al lugar a pie), y que dentro de las cosas que querían mejorar del espacio estaban tener la posibilidad de sentarse (69%), que hubiera sombra (40%), juegos (20%), vegetación (56%) e iluminación (34%). El 94% de las personas manifestaron que querían tener una plaza en el sitio y 97% que querían contar con pasos peatonales seguros para llegar al lugar.

Lo más prioritario en la consulta, desde el punto de vista de los vecinos fue, en su orden, los asientos, la calidad del espacio público, los eventos al aire libre, la seguridad, el ruido y, por último, el parqueo.

En sus respuestas, la comunidad manifestó que la dinámica de la zona está cambiando. “Cada vez hay más restaurantes, panaderías, gente que viene a desayunar”; se quiere que esta zona “sea cada vez más de estas personas que vienen a disfrutar de la ciudad y cada vez menos de los carros”, puntualizó Bocarejo.

Recuperar el espacio para los peatones es una acción que probó con éxito la ciudad de Nueva York entre 2007 y 2013 de la mano de Janette Sadik-Khan, ex comisionada de Transporte de la ciudad y hoy encargada del área de Transporte de Bloomberg Associates, quien recuperó más de 400 espacios revitalizándolos para los peatones y para el comercio. “Queremos más calles y más espacios como estos en Bogotá”, dijo a modo de arenga ante los vecinos durante su intervención en la inauguración de Plaza Calle 80.

La Fundación Bloomberg, a través de su organización aliada NACTO (Asociación Nacional de Funcionarios de Transporte de las Ciudades, de Estados Unidos), asesoró los diseños de Plaza 80 y establecerá la metodología para la evaluación del funcionamiento y apropiación del espacio público. “Queremos ver cómo funciona el nuevo espacio, cómo interactúa la gente y qué dinámicas nuevas genera”, dijo Fabrizio Prati, diseñador urbano y asociado de NACTO.


Por su parte, la Secretaría de Movilidad construyó los pasos peatonales seguros que dan acceso a la plaza y en articulación con la Secretaría de Planeación, el Jardín Botánico, la Defensoría del Espacio Público, el Instituto de Desarrollo Urbano, Bloomberg Philanthropies, Bloomberg Associates y la comunidad, dio vida a la plaza. El proyecto seguirá evolucionando, pues en unos meses se harán las mejoras que considere la evaluación, haciendo que Plaza 80 y el Programa de recuperación del espacio público Plazas en Bogotá hagan contribuciones de bajo costo y alto impacto para la movilidad peatonal de la ciudad.