Contraste
A A A

Usted está aquí

La Secretaría de Movilidad, como autoridad de transporte,  realiza constantes visitas administrativas a las empresas prestadoras del servicio de transporte público individual para verificar el cumplimiento de la normativa y hacerles un seguimiento. Las visitas hacen parte de los mecanismos que ejerce la entidad para garantizar la calidad del servicio que ofrecen los transportadores de pasajeros en la ciudad.

La entidad priorizó en su agenda la visita a la empresa Radio Taxi Aeropuerto-Taxis Libres (se realizó el 1 de febrero), a raíz de la denuncia relacionada con la quema de un vehículo en sector del cerro de La Conejera, en Suba, el pasado 17 de enero.

Las autoridades competentes adelantaron las investigaciones que llevaron a la captura y judicialización de tres personas implicadas en este caso de agresión (dos de los cuales, según se pudo determinar, pertenecen a la empresa auditada y ya están siendo procesados). Entre los resultados, se confirmó que el taxi involucrado en los hechos está vinculado a Taxis Libres, empresa que ha estado dispuesta a suministrar toda la información pertinente para aclarar la situación y mejorar la prestación del servicio de transporte.

De acuerdo con los hallazgos, el vehículo registrado con placa número SMS 883 no tiene quejas relacionadas con la prestación de servicio y tiene los siguientes documentos en regla: tarjeta de operación, licencia de tránsito, contrato de vinculación a una empresa habilitada para prestar el servicio, revisión técnico-mecánica y de gases, seguro obligatorio de accidentes de tránsito, y pólizas de responsabilidad civil contractual y extracontractual. Sin embargo, solo tiene registrado dos de los últimos seis meses de las revisiones de mantenimiento preventivo previos a la visita administrativa de la entidad.

Con respecto al conductor William Leonardo Garay, con el tarjetón número 104082 expedido por Taxis Libres el pasado 5 de enero de 2017, se confirmó que está “afiliado al sistema general de salud y pensiones en calidad de cotizante activo, pero no tiene afiliación  a la ARL (aseguradora de riesgos laborales)”.

Frente al caso, la entidad revisó los contratos de vinculación del taxi, las obligaciones que, por norma, debe tener y cumplir, y la lista de conductores que han tenido relación con el taxi implicado. Todo esto con el fin de solicitarle a la empresa que adelante las diligencias de descargo a que haya lugar y se tomen acciones de acuerdo con el manual de sanciones de la empresa.

Adicionalmente, la Secretaría realizó auditoría a 30 taxis vinculados a Taxis Libres, que tienen un registro de quejas elevadas ante esta Entidad. Dicha diligencia sirvió para contrastarla información que reposa en esa empresa en cuanto al registro de denuncias interpuestas directamente ante Taxis Libres por el comportamiento de sus conductores y/o por presuntas irregularidades en la prestación del servicio. En la visita también se realizó una verificación pormenorizada frente al cumplimiento de la empresa con lo establecido en la Ley 336 de 1996, y demás decretos y resoluciones relacionadas con el Estatuto de Transporte.