Contraste
A A A

Usted está aquí

Puntos para tener en cuenta frente a las denuncias sobre operación de motocicletas de Policías y taxis eléctricos en Bogotá:

1.    Funcionamiento de taxis eléctricos

·         La Administración ha dado continuidad al Decreto Distrital 677 de 2011 "Por medio del cual se adoptan medidas para incentivar el uso del vehículo eléctrico en el Distrito Capital, se autoriza una operación piloto y se dictan otras disposiciones".  El piloto estará vigente hasta el 2022.

·         Durante 2016, se realizaron siete reuniones para elaborar una estrategia de promoción e instalación de puntos de recarga para el buen uso y funcionamiento de los vehículos eléctricos e híbridos en Bogotá.  En estas reuniones participaron los taxistas, la Secretaría de Ambiente, la Secretaría Distrital de Planeación, el Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público, el IDRD, la Empresa de Energía de Bogotá y Codensa.

·         Parte de esa estrategia también ha consistido en evaluar los beneficios, ya que el hecho de tener una tarifa más alta solo ha desincentivado el uso de los taxis eléctricos entre los pasajeros. Por ahora, no tienen pico y placa.

·         Codensa puede generar y garantizar la energía eléctrica para el funcionamiento de los taxis eléctricos en el marco de la operación del piloto. Teniendo en cuenta el informe “Operación Piloto de Taxis Eléctricos de Bogotá’”, en 2015 existían 5 estaciones con 47 puntos de recarga para cubrir una demanda de 376 vehículos de las mismas características del piloto, por lo que habría capacidad de garantizar la continuación del servicio.

·         La Secretaría de Movilidad espera que Codensa no cierre más estaciones de recarga. Actualmente están abiertas 4 estaciones de las 5 inicialmente habilitadas. Para que el servicio de taxis eléctricos se fortalezca, es importante que quien haga una inversión en este tipo de vehículo pueda acceder de forma adecuada a la alimentación de energía. De lo contrario, la operación comienza a ser muy crítica.

·         Se derogó el decreto 600, que pretendía que todo vehículo nuevo para servicio de taxi fuera eléctrico a partir de enero de 2017, debido a las siguientes razones:

  • La ciudad no cuenta con la capacidad para tener de 3000 a 5000 taxis eléctricos funcionando, debido a la falta de puntos de recarga y de elementos técnicos que garanticen el servicio.
  • La capacidad de las 4 estaciones para la recarga de vehículos eléctricos no sería suficiente para los 4707 taxis que se renovarían cada año, si estos fueran eléctricos.

·         Es importante aclarar que la Secretaría de Movilidad no tiene como función privilegiar el uso de una tecnología en especial. También hay vehículos a gas y que funcionan con otro tipo de combustibles. Todos ellos pueden participar en la renovación del parque de taxis, según instrucciones del Ministerio de Transporte.

·         Para la ciudad es prioritario tener más vehículos limpios, eficientes y competitivos en términos ambientales, no solo en emisiones de CO2 sino en la emisión de material particulado que afecta la salud. En este aspecto es clave el trabajo que está desarrollando la Secretaría de Ambiente con la actualización de un plan de descontaminación de aire y la promoción del uso de este tipo de vehículos.

2.    Operación de motocicletas de la Policía

·         La Secretaría de Movilidad desarrolla estrategias para garantizar el funcionamiento de las motocicletas de la Policía en la ciudad. En revisión conjunta con la Policía, se constató que alrededor de 100 motocicletas tienen vencida la revisión técnico mecánica. Se espera que entre una o dos semanas ya entren en operación.

·         La primera estrategia está relacionada con un contrato ya abierto, que no es suficiente para garantizar la reparación de todas las motocicletas. Se está ampliando ese contrato para darle prioridad a la revisión técnico mecánica y poder habilitar la operación de alrededor de 100 motos.

·         Se adquirió 1155 motocicletas nuevas, que van a reemplazar a las que están en mal estado. Actualmente se les está poniendo calcomanías, sirenas, entre otros elementos distintivos. Se espera que entren en funcionamiento entre dos y tres semanas.

·         La entidad reitera que no está permitido que los policías paguen directamente la revisión. Las motos deben ir a centros autorizados por la secretaría para garantizar una operación óptima y transparente.