Contraste
A A A

Usted está aquí

La modificación del pico y placa para taxis (establecido en el año 2001) se basa en las siguientes consideraciones:

  1. No existe una oferta suficiente del servicio de taxis en horas pico. Mientras que la demanda ha crecido significativamente, los 40.000 taxis que pueden circular diariamente no logran suplirla. Más del 85% de los taxis se encuentran ocupados en ese periodo, en tanto que se estima que el cumplimiento de los servicios solicitados por medio de aplicaciones y líneas telefónicas en esos horarios no alcanza el 40 %.
  2. En la ciudad hay aproximadamente 50.000 vehículos tipo taxi con tarjeta de operación vigente que cubren alrededor de 650.000 viajes diarios. Entre 2011 y 2015 se ha visto un crecimiento del 13 % de este número de viajes, mientras que la flota se ha mantenido constante desde 1993, cuando se congeló su parque automotor. Por cada vehículo nuevo que entra, se debe justificar la chatarrización de otro viejo.
  3. Con la restricción de un solo dígito, aumentaría la productividad de los conductores. Podrían circular alrededor de 45.000 vehículos, lo que beneficiaría a más de 100.000 conductores afiliados a las 57 empresas prestadoras del servicio de taxi en Bogotá. Esto implicaría que los taxis pasarían de estar improductivos dos veces por semana a dos días cada 15, como se puede observar en la siguiente tabla:
     

 

  1. Dentro de las razones que tiene la Secretaría de Movilidad para su propuesta, está la consideración por parte de los usuarios de taxi sobre los tres aspectos principales en los que se debe mejorar el servicio: su cobertura, disponibilidad de vehículos y tiempo de atención, en consideración a su importancia y satisfacción declarada. De otra parte, los no usuarios coinciden en que el aspecto más importante en el que se debe trabajar es la cobertura del servicio.
  2. Al aumentar la oferta en 5.000 vehículos, se podrían captar 130.000 viajes adicionales diarios que se hacían en otros modos de transporte (principalmente automóviles particulares y servicios informales) y se disminuirían los tiempos de espera de un taxi. Al haber más vehículos circulando, aumentaría la cobertura y mejoraría la capacidad de respuesta para atender servicios.
  3. La modificación del pico y placa fortalecería la estrategia de la Secretaría para combatir la informalidad. Los 5.000 taxis más que entrarían a circular diariamente podrían cubrir un mayor número de servicios que actualmente realizan vehículos no autorizados para el transporte individual de pasajeros en la ciudad.

Es importante resaltar que esta propuesta de la Secretaría Distrital de Movilidad está ligada a la estrategia integral y conjunta con las empresas y los conductores de mejorar el servicio, por lo que los operativos en vía, las visitas administrativas, el seguimiento de los indicadores de calidad y la medición del Factor de Seguridad Vial (FSV) continuarán y se reforzarán.

El proyecto del Decreto que modificaría el pico y placa para taxis en Bogotá se encuentra disponible para observaciones por parte de los diferentes actores del gremio de taxis en el Sitio Web de la Secretaría de Movilidad (www.movilidadbogota.gov.co)

Las observaciones recibidas serán analizadas por la Secretaría Distrital de Movilidad.