Contraste
A A A

Usted está aquí

Bogotá refuerza medidas de pacificación del tránsito

  • Secretaría de Movilidad avanza en piloto de zona de tráfico calmado en la localidad y señala estudios que comprueban su eficacia para reducir los siniestros viales.
  • Acciones con el apoyo de la Iniciativa Bloomberg para la Seguridad Vial Global.
  • Con relación a 2016, en abril la ciudad tuvo reducción del 39% en el número de peatones fallecidos en siniestros viales y del 50% en comparación con el mismo período de 2015.

 

Como parte de la 4a Semana Global de la Seguridad Vial, que promueve la Organización Mundial de la Salud para alertar sobre los peligros del exceso de velocidad y favorecer medidas que permitan combatir este riesgo, la administración de Enrique Peñalosa lanzó este jueves un proyecto piloto de tránsito calmado en el sector de Timiza (ubicado en la Carrera 74 entre calles 42 G Sur y carrera 73 A) en la localidad de Kennedy.

El proyecto piloto de Timiza se conoce como Avenida de los estudiantes e incluye elementos que hacen que los conductores manejen sus vehículos con el límite de velocidad permitido en calles residenciales y estudiantiles que es de 30 kilómetros por hora.

Esta es una de las acciones apoyadas por la Iniciativa Bloomberg para la Seguridad Vial Global. Además, Bogotá cumple un año trabajando con el enfoque internacional de seguridad vial, Visión Cero, que busca reducir drásticamente las muertes en el tránsito.

El piloto de la Avenida de Los Estudiantes busca darle prioridad a los niños que caminan a su colegio y pacificar el tráfico por medio de gestión del flujo vehicular y ampliación de senderos peatonales y para bicicleta, pues se trata de una zona en la que hay cerca de 7.000 estudiantes, que en su mayoría llegan al colegio caminando.

Uno de los principales riesgos en la zona son las velocidades vehiculares aproximadamente de 45 km/h en automóviles y de 55 km/h a 60 km/h de motos, teniendo en cuenta que se trata de zona escolar y residencial donde el límite permitido es de 30 km/h.

Así, el piloto incluye gestión de tráfico que le da más espacio a peatones para lograr que los conductores mantengan los límites de velocidad reglamentarios y reducir riesgos con los niños y familiares que llegan diariamente a los 5 colegios del área.

“En esta semana de la Seguridad Vial Global la Organización Mundial de la Salud lanzó un paquete de 22 medidas para salvar vidas en las vías, en las que señala intervenciones como la que hoy estamos presentando en Kennedy para crear entornos de velocidad reducida en zonas residenciales y escolares. Esto garantiza la seguridad de las comunidades que viven en el sector”, dijo el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo.

El Secretario agregó que de acuerdo con los estudios internacionales, los países que han logrado reducir más drásticamente las tasas de mortalidad y lesiones por siniestros de tránsito en las últimas décadas (como Países Bajos, Reino Unido y Suecia) son los que se han enfocado en medidas para que las personas conduzcan a una velocidad segura.

“Tenemos que reflexionar si el tipo de velocidad es realmente adecuada para el tipo de ciudad que tenemos. En Bogotá hay cerca de 600 muertes en vía anuales. En 2016, 28 niños fallecieron por siniestros viales y 85 más fueron hospitalizados, además 7 de cada 10 niños fallecidos iban caminando o en bicicleta. Es una realidad que debemos enfrentar con estas intervenciones de tráfico calmado”, explicó Claudia Adriazola, Directora de Salud y Seguridad Vial de World Resources Institute (WRI).

“El diseño de calles de calidad es fundamental para proporcionar calles seguras y sostenibles.

El diseño de la velocidad desempeña un papel clave en la seguridad vial. Cuando una calle está bien diseñada, la geometría indica a los usuarios cómo comportarse”, señaló Fabrizio Prati, de National Association of City Transportation Officials (NACTO).

Otra de las expertas que estuvo en la intervención piloto con el secretario Bocarejo fue Skye Duncan (de NACTO), quien agregó que “debemos dejar de diseñar calles que prioricen sólo vehículos y empezar a diseñar calles que pongan a la gente en primer lugar. De hecho, al priorizar a nuestros más jóvenes y vulnerables en mente podemos hacer las calles seguras para todos”.

 

Reducción de muertes en las vías

La administración del alcalde Enrique Peñalosa continúa sumando esfuerzos e implementando acciones para reducir las muertes por siniestros viales y tener vías más seguras en Bogotá. Con la iniciativa Abril, Mes del Motociclista, liderada por la Secretaría de Movilidad y la Policía de Tránsito, la ciudad tuvo una disminución general de las víctimas fatales y logró tener 11 días en los que no se registraron muertes a causa de siniestros viales.

Con relación a 2016, en abril hubo una reducción del 39% en el número de peatones fallecidos en siniestros viales y del 50% en comparación con el mismo período de 2015. También en este mes disminuyeron en 42% los motociclistas muertos con respecto a abril de 2016, y en un 25% los pasajeros involucrados en siniestros viales. Igualmente, ha sido el mejor mes de los últimos 8 años (cifras analizadas desde 2009).

 

Las cifras de velocidad y seguridad vial en Bogotá

• El 39% de los vehículos exceden el límite de velocidad reglamentado en las vías (cifras de Johns Hopkins University & Universidad de los Andes, 2016).

• Las horas en las que se registra mayor exceso de velocidad son entre 11:00 pm y 6:00 am (todos los días de la semana).

• En la red arterial se reportan el 70% de las fatalidades y el 60% de los heridos de toda la ciudad. La proporción de fallecidos es mayor, lo que implica mayor gravedad de siniestros en esta red.  

• En horas valle se presenta un mayor riesgo de ser víctima de un siniestro de tránsito, en estas horas también se presentan velocidades vehiculares más altas. (WRI Ross Center, 2017)

• Los corredores que registran mayor exceso de velocidad son: la Av. Boyacá, la Carrera 30, la Av. De las Américas, la Calle 80, la Carrera 68, la Calle 13 y la Carrera 7. Estos corredores también son los que más concentran víctimas por siniestros de tránsito. (WRI Ross Center, 2017)

• El 95% de los fallecidos en Bogotá son usuarios vulnerables (peatones, motociclistas y ciclistas). (WRI Ross Center, 2017 con datos de SDM)

• Si se reduce el límite de velocidad en vías arteriales, los tiempos de viaje en los tramos con mayor congestión no variarían significativamente.

• La velocidad es el principal factor que influye en la gravedad de los siniestros de tránsito.