Contraste
A A A

Usted está aquí

  • La velocidad promedio en la Carrera 5 (Zona G de Bogotá) mejoró hasta en un 37 % en la hora pico -entre las 10 y las 11 de la mañana-. Durante todo el día, en promedio, mejoró hasta en un 12 %
  • Durante los siete días que duró el piloto 477 vehículos de carga realizaron su trabajo en las zonas habilitadas por la Secretaría Distrital de Movilidad
  • El horario de mayor demanda en la operación fue de 10:00 a.m. a 11:00 a.m. con un promedio de 15 vehículos y un promedio de tiempo de descargue de 14 minutos

Las estrategias conjuntas de cargue y descargue entre la Secretaría Distrital de Movilidad y el sector privado arrojaron los primeros resultados sobre el mejoramiento de la circulación y distribución urbana de mercancías en la ciudad, uno de los principales propósitos de #EnCARGAtedeBogotá.  

El piloto realizado en la Zona G (nororiente de Bogotá), entre el 12 y el 18 de junio de 2017 (entre las 8:30 a.m. y las 5:00 p.m.), en el que 477 vehículos realizaron cargue y descargue, permitió establecer que la actividad contribuyó de manera significativa para descongestionar el tráfico vehicular, pues la velocidad promedio en la Carrera 5 en las horas pico de carga (de 10 a 11 de la mañana) mejoró hasta en un 37 % y durante el día un promedio de hasta el 12 %.

Durante el plan piloto también se logró determinar que el horario de máxima demanda en esta operación es de 10:00 a 11:00 de la mañana, con un promedio de 15 vehículos y un promedio de tiempo de descargue de 14 minutos. El día de mayor demanda de abastecimiento fue el viernes 16 de junio con un total de 119 vehículos, y la mercancía más descargada fue productos alimenticios.

 

Zonas habilitadas por la Secretaría

  • El costado sur de la Calle 69 A entre Carreras 5 y 7: El promedio de demanda de vehículos de transporte de carga por día fue de 39 vehículos de un total de 261.
  • El costado sur de la Calle 71 entre Carreras 5 y 6: El promedio de demanda de vehículos de transporte de carga por día fue de 30 vehículos de un total de 216.

Desarrollo del plan piloto

  • Los vehículos que usaron las zonas habilitadas fueron camiones de dos ejes.
  • Seis personas del Grupo GUIA estuvieron coordinando el cargue y descargue durante los días que duró el piloto.
  • Hubo una priorización de los puntos en los que se realizó la actividad, teniendo como base una encuesta realizada a los comercios locales entre noviembre de 2016 y febrero pasado.
     


Foto 1. Actividad de descargue sobre la Calle 71.        

 


​Foto 2. Actividad de descargue sobre la Calle 69A.

 

La Red de Logística Urbana, conformada en alianza entre la Secretaría Distrital de Movilidad y las empresas Coca-Cola FEMSA y Bavaria, los gremios Defencarga y Corporación Calle 13, y el aliado Logyca, busca hacer más eficiente la circulación y operación de cargue y descargue, así como regular y mejorar esas actividades, optimizar el uso de la infraestructura y disminuir la congestión originada por los vehículos de carga.

            


​​Foto 3. Antes. Carrera 5, entre Calle 68 y Calle 69.

 


​​Foto 4. Durante. Carrera 5, entre Calle 68 y Calle 69.          

 

Además, como parte de la estrategia #EnCARGAtedeBogotá, la Secretaría hace permanentes controles sobre los vehículos de carga que transitan por la ciudad. Entre enero y mayo de este año se impusieron 1.578 comparendos a conductores de este tipo de vehículos, así:

  • 48,60 % por transitar en sitios restringidos o en horas prohibidas.
  • 33,20 % por no realizar la revisión técnico-mecánica.
  • 17,80 % por transportar carga sin las medidas de seguridad exigidas.

 

Los resultados del primer piloto en la Zona G contribuyen a definir otras zonas de cargue y descargue que serán priorizadas en Bogotá para su señalización y demarcación definitiva. Dentro del plan de trabajo de la Secretaría están definidos ya el piloto para el Parque de la 93 (que se realizará del 24 al 30 de julio próximos), algunos puntos de la localidad de Los Mártires y la Carrera 13 entre Calle 19 y Avenida Jiménez.

La implementación de zonas organizadas de cargue y descargue tienen como objetivo reducir la accidentalidad y el conflicto vial entre quienes realizan la actividad de distribución y otros actores viales (ciclistas, peatones, motorizados, conductores de otros vehículos), beneficiar la movilidad y hacer uso eficiente de la infraestructura.