Contraste
A A A

Usted está aquí

  • La vida de los bogotanos es prioridad para la administración del alcalde Enrique Peñalosa. Por esto, la Secretaría Distrital de Movilidad lanzó una campaña de sensibilización en el marco del enfoque de seguridad vial Visión Cero, cuyo objetivo es que los ciudadanos desnaturalicen las muertes en el tránsito y comprendan que todas son evitables. Este lunes la entidad realizó un homenaje a las 585 personas que murieron en 2016 en las vías.
  • #VisiónCeroBOG es el plan de seguridad vial para disminuir drásticamente las muertes en las vías mediante acciones de prevención que involucren mejor diseño urbano, control policial y pedagogía.

 

Durante mucho tiempo en las ciudades los gobernantes se han enfocado en medidas que priorizan el tráfico mientras que la protección de las vidas en el tránsito y la seguridad vial quedan en segundo plano. La administración de Bogotá quiere hacer un cambio de paradigma y por ello, ha definido como prioridad la vida y la reducción de muertes en el tránsito.

Así, desde 2016 la Alcaldía de Enrique Peñalosa, por medio de la Secretaría de Movilidad, adoptó el enfoque Visión Cero, que reconoce que “ninguna muerte en el tránsito es aceptable, todas son evitables”. Se trata de un ambicioso plan para disminuir drásticamente las muertes en las vías mediante acciones de prevención que involucren mejor diseño urbano, control policial y pedagogía.

En Bogotá el año pasado murieron 585 personas por siniestros viales: 282 de ellas eran peatones, 175 motociclistas, 71 ciclistas, 51 pasajeros, y 6 conductores. Si esta cantidad de personas muriera en viajes en un avión, por ejemplo, sería un escándalo, pero como sucede en momentos aislados se convierte en una tragedia invisible.

Este año la administración ha logrado reducir en 11% los fallecidos en vías entre enero y julio, frente al mismo período de 2016. El secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, resalta que la entidad trabaja teniendo como enfoque que “la seguridad vial es lo primero, lo importante es que la gente no se muera cuando se movilice y por eso trabajamos incansablemente”.

 

¿Qué es Visión Cero?

Visión Cero es una política internacional que rechaza la pérdida de vidas en el tráfico y se alinea con la movilidad sostenible en medidas concretas como el diseño de calles seguras para las personas, con pasos y andenes amplios para peatones. Ha sido implementada en varios países como Suecia, Dinamarca, Canadá, Estados Unidos y Brasil, con resultados muy positivos en la disminución de siniestralidad.

En Suecia, líder de esta política, las muertes en el tráfico en 1997 eran siete por cada 100 mil personas y en 2014 la cifra bajó a 3 víctimas fatales por cada 100 mil habitantes luego del trabajo continuo en el marco de la política Visión Cero.

 

Visión Cero en Bogotá

Bogotá hace parte de 10 ciudades en el mundo que fueron seleccionadas como parte de la Iniciativa para la Seguridad Vial Global de Bloomberg Philanthropies, que busca reducir las muertes y lesiones graves en las vías del mundo. En el marco de este trabajo, en mayo de 2016 la administración distrital adoptó el enfoque Visión Cero para que fuera su hoja de ruta en seguridad vial y ha adelantado las siguientes acciones:

  • Cambios a los diseños de calles e intersecciones:

La Secretaría de Movilidad ha demarcado 945 kilómetros/carril de vía entre 2016 y lo corrido de 2017, lo que equivale, aproximadamente, a recorrer la distancia entre Bogotá e Ibagué o al recorrido de ida y vuelta entre Bogotá y Villavicencio. La entidad ha demarcado 7.263 zonas estratégicas con dispositivos de control de velocidad. También han sido demarcadas 1.388 zonas escolares y cerca de 170.000 niños, niñas y adolescentes de 661 comunidades educativas de Bogotá han sido beneficiados.

  

Imágenes integradas 2
 

  • Control policial al exceso de velocidad y embriaguez:

Entre enero y julio de 2017 se efectuaron 487 puestos de control de embriaguez y se examinaron 12.254 conductores, de los cuales se sancionaron 1.148. Además, en cuanto al exceso de velocidad se han efectuado 295 puestos de control, que han permitido imponer 3.539 comparendos con un promedio de 550 mensuales, y 16 diarios.

Recientemente la 4ª Encuesta Observacional de Factores de Riesgo, que se realiza semestralmente en la ciudad en el marco de las acciones de la Iniciativa Bloomberg para la Seguridad Vial Global y la administración distrital indicó que los conductores que exceden la velocidad bajaron de 39% desde el segundo semestre de 2015 a 24% en el primer semestre de 2017. Estos datos fueron revelados en el reciente estudio del Instituto Internacional de Investigación en Lesiones de Johns Hopkins University en colaboración con la Universidad de los Andes. La reducción del exceso de velocidad significa mejores condiciones de seguridad para todos los usuarios de las vías, especialmente los más vulnerables: peatones, motociclistas y ciclistas.

La misma Encuesta Observacional de Factores de Riesgo también señaló que los conductores que manejan en estado de embriaguez bajaron de 0,9% en 2015 a 0,4% entre marzo y mayo de 2017.

 

  • #GózateLaCalle:

Desde 2016 avanza el Programa Plazas que el Distrito ha promovido con el Hashtag #GózateLaCalle y le apunta a recuperar el espacio público y crear entornos seguros para el tránsito. Ya se implementó una plaza definitiva en la calle 80 con carrera 9 y se han hecho pilotos en 3 plazas más de la ciudad en los sectores de Alquería, Santa Paula y Gustavo Restrepo.

 

  • Plan de Seguridad Vial del Motociclista:

La Secretaría también ha liderado estrategias específicas de seguridad para motociclistas en el marco del Plan de Seguridad Vial del Motociclista, y con apoyo de la Policía de Tránsito ha reforzado el control de velocidad y de otros comportamientos riesgosos de conductores de moto, ha liderado mejoras en vía como mantenimiento de vías con huecos.

En este tema plan del Motociclista la entidad ha tenido el apoyo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y de aliados del sector privado en la ciudad que apoyan acciones pedagógicas con los conductores.

 

  • Acciones para la seguridad vial en el transporte público:

Otro de los enfoques de la administración para proteger las vidas en el tránsito ha sido el transporte público. La Secretaría de Movilidad ha realizado visitas a los consorcios del SITP para sugerir mejoras en sus planes de seguridad vial y ha liderado mesas de trabajo con los consorcios del sistema. Adicionalmente, la entidad lidera capacitaciones que se realizan cada semana a los operadores (conductores) del sistema: en meses pasados lo hizo con los consorcios Masivo Capital y Consorcio Express y en agosto lo ha hecho con Este es mi Bus y SUMA. Adicionalmente avanza en pedagogía a la ciudadanía en 45 puntos críticos reportados por Transmilenio.

El Distrito también ha realizado juegos de roles para sensibilizar a los conductores del servicio público y de carga, frente a la protección que le deben proporcionar a los ciclistas. En la actividad, los ciclistas y otros actores viales, intercambian roles para entender la posición de los otros al frente del modo de transporte respectivo. 
Durante el primer semestre de 2017 participaron más de 100 conductores del Sistema Integrado de Transporte Público en estas capacitaciones.

Así mismo, se han desarrollado acciones para el gremio de taxis, como el establecimiento de metas colectivas de seguridad vial para el gremio asociadas a eventuales incrementos tarifarios, y el programa Selección Amarilla, que resalta al Taxista10, caracterizado por cumplir las normas de Tránsito y prestar un excelente servicio a los bogotanos.

 

  • Cultura Ciudadana:

Este lunes 14 de agosto a las 8am en el Parque Bicentenario, el Distrito rindió homenaje a esos 585 seres humanos que fallecieron en el tránsito en 2016, y que dejaron grandes vacíos en sus hogares, en sus sitios de trabajo y en la sociedad. La Secretaría de Movilidad lideró un acto simbólico con igual número de funcionarios de distintas entidades que convocaron a los ciudadanos a transformar la historia de la seguridad vial en la capital.

La campaña, cuya primera fase de sensibilización durará un mes, incluirá avisos interactivos en paraderos del SITP y “almas” que caminarán por diversas zonas de la ciudad, portando epitafios que consignan las justificaciones más comunes al momento de incumplir las normas de tránsito. La iniciativa hace parte de una estrategia más amplia que, en los meses siguientes, lanzará iniciativas de cultura ciudadana para proteger a las principales víctimas de siniestros fatales en la capital: peatones, ciclistas y motociclistas.

 

 

  • Campañas de comunicación masiva:

En octubre la administración distrital y la Iniciativa Bloomberg lanzaron la campaña Nunca tomes cuando manejes, realizada junto a Vital Strategies. El análisis de la señala que el 44% de los encuestados recordaron la campaña, lo que significa que potencialmente alcanzó a 2,6 millones de personas por los canales de televisión y radio.

En estudios anteriores, los conductores en general en Bogotá no percibieron suficiente control y vigilancia, pero después de esta campaña más de la mitad de los conductores (52%) reportaron que habían visto policías de tránsito haciendo controles y casi todos ellos (48%) sintieron que es posible que la policía los detenga por tomar y manejar.