Contraste
A A A

Usted está aquí

  • La movilidad en Bogotá al paso del Papa se desarrolló como en un día típico entre semana, de acuerdo con las mediciones hora a hora de la Secretaría Distrital de Movilidad en 11 corredores de la ciudad
  • El retorno de las 540 mil personas que asistieron a la Calle 26 se desarrolla con la operación completa de la flota de TransMilenio y congestiones esperadas de pasajeros en algunas estaciones
  • A las 7:00 p.m. la ciudad retornó a la normalidad, aunque con aglomeraciones en los alrededores de la Nunciatura Apostólica en el sector de Teusaquillo

Con una movilidad similar a la de un día típico entre semana en los principales corredores de la ciudad, con velocidades un poco mayores, Bogotá recibió el primer día de la visita del Papa Francisco. El monitoreo hora a hora que realizó la Secretaría Distrital de Movilidad desde la 1:00 p.m. hasta las 7:00 p.m. en 11 corredores principales, evidenció tráfico normal en avenidas como Autopista Norte, Calle 80, Calle 100, Autopista Sur, Avenida Primero de Mayo, Calle 13 y Avenida de La Esperanza. Vías como la Avenida Ciudad de Cali, Avenida Boyacá, Avenida Carrera 68 y Avenida NQS se movieron bien, excepto por algunos cierres momentáneos en las intersecciones con la Av. Calle 26 mientras pasaba la caravana del Papa.

El Puesto de Mando Unificado (PMU) que estableció la administración distrital estimó en 540 mil personas el aforo de peatones que salió a ver y saludar al Papa a su paso por la Calle 26.

Desde la 1:00 p.m. TransMilenio dejó de operar en la Calle 26 para facilitar el paso de la caravana papal desde el aeropuerto El Dorado en la localidad de Engativá hasta la Nunciatura Apostólica en Teusaquillo. A esa hora se cerró también la CicloRuta de este corredor estratégico y la Policía estableció controles en los puentes peatonales que cruzan la Calle 26 para evitar las aglomeraciones sobre ellos y prevenir incidentes.

A las 2:00 p.m., de acuerdo con lo previsto por la administración distrital, se cerró el paso vehicular en la Calle 26 desde la Avenida Caracas hasta el aeropuerto El Dorado, lo que permitió a miles de personas esperar el paso del papamóvil.

El avión que transportó al Papa arribó a la ciudad acorde con la agenda prevista. Alrededor de las 5:00 p.m. el sumo pontífice abordó el papamóvil para trasladarse hacia la Nunciatura Apostólica.

Entre tanto esto ocurría por el corredor de la Calle 26, la ciudad se movía de forma normal por otros corredores principales, facilitando la movilidad a millones de habitantes que requirieron de los viajes para realizar sus actividades cotidianas de trabajo, estudio, recreación y salud, entre otros motivos.

Hacia las 6:15 p.m. se habilitó nuevamente el corredor de la Calle 26 y unos minutos más tarde TransMilenio reanudó su operación por dicha troncal.

Las entradas y salidas de Bogotá en el norte, sur y occidente también presentaron un buen comportamiento de flujos vehiculares, sin inconvenientes.

El regreso de los asistentes a sus sitios de origen desde la Calle 26 se desarrolla con la operación completa de la flota de TransMilenio y alta demanda de pasajeros esperada en el sistema, que opera con concentración de usuarios en la Avenida NQS con Calle 63 y en el Centro Administrativo Distrital (CAD).

Este jueves 7 de septiembre el Papa Francisco estará en horas de la mañana en la Plaza de Bolívar saludando a los jóvenes, luego hará un recorrido en papamóvil por las carreras Séptima y 13 hasta la Nunciatura Apostólica. En horas de la tarde celebrará una misa campal en el Parque Metropolitano Simón Bolívar.

Para conocer los cierres, desvíos y medidas de movilidad preparadas para el segundo día de estadía del Papa en Bogotá, consulte www.movilidadbogota.gov.co