Contraste
A A A

Usted está aquí

La nueva Bogotá persiste en su compromiso de proteger la vida de los ciclistas y motociclistas de la ciudad, en el marco del enfoque de seguridad vial Visión Cero, según el cual “Ninguna muerte en el tránsito es aceptable, todas son evitables”.

 

Para ello, el Gobierno Peñalosa marcará desde hoy con adhesivos triangulares de fondo amarillo, íconos en color negro y bordes blanco, negro y rojo, con la leyenda en color blanco “PUNTO CIEGO”, un total de 1.338 buses tipo padrón del SITP (los más grandes).

Con estas visibles y llamativas señales de advertencia, tanto los operadores (conductores) de los buses como los actores vulnerables de la movilidad (ciclistas y motociclistas), podrán recordar permanentemente en la vía, que hay zonas de los vehículos que son de difícil visibilidad y por lo tanto de mayor riesgo de siniestralidad vial.

Con las señales en los buses se esperan mayores precauciones en las interacciones por parte de los operadores, los ciclistas y los motociclistas.

La ciudad empezará a ver esta señalización especial en los buses tipo padrón del SITP y recordar que hay puntos ciegos en los cuales hay riesgo de choque.

 

 


Con esta estrategia serán señalizados los buses padrón del SITP durante el mes de diciembre de 2017. Esta actividad se realizará en todos los patios de los concesionarios con el fin de que sean los mismos operadores quienes instalen los adhesivos.

Una vez finalice este proceso con los buses padrón, la Secretaría Distrital de Movilidad y TransMilenio S.A. tienen contemplado aumentar la cobertura a las busetas y busetones que componen la flota del SITP.

Para desarrollar la iniciativa se realizaron varias mesas de trabajo con los concesionarios del SITP y se contó con el apoyo técnico de la Iniciativa Bloomberg para la Seguridad Vial Global para la definición de los detalles de la estrategia.

Los puntos ciegos o ángulos muertos, son aquellas zonas que limitan el campo de visión del conductor y crean zonas de riesgo en las que pueden ocurrir siniestros de tránsito, sobre todo en los vehículos grandes.

 

 

Están ubicados en la parte delantera del bus más abajo del vidrio panorámico, en los laterales del bus donde el ángulo de visión es reducido a través de los espejos retrovisores y también en la parte posterior del bus, donde el conductor no puede ver lo que está sucediendo o a quienes transitan muy cerca al bus en esta zona.

Los adhesivos se pegarán en la parte de atrás del bus para crear una alerta a los actores viales, informándoles que deben tener cuidado porque hay puntos ciegos donde no pueden ser vistos por los operadores. Así mismo, se hicieron varias pruebas verificando la altura máxima a la que los bici-usuarios y motociclistas levantan su mirada y según esto se ubicaron los adhesivos en las zonas más visibles.

 

 

De acuerdo con análisis de la Secretaría de Movilidad, los actores más vulnerables por los puntos ciegos son los ciclistas, los motociclistas y los peatones.

En lo corrido del año 2017 se han presentado 44 muertes como resultado de siniestros viales en donde se han visto involucrados buses del SITP. 36% de éstas corresponde a peatones, 25% a ciclistas y 20% a motociclistas.
 

 

Cantidad de Fallecidos

 

Condición

2015

2016

2017

 

Ciclista

9

11

11

25%

Conductor

1

 

2

5%

Motociclista

10

9

9

20%

Pasajero

5

5

6

14%

Peatón

18

11

16

36%

Suma Total

43

36

44

100%


Fuente: Secretaría Distrital de Movilidad


A la fecha el Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá (SITP) cuenta con 1.338 buses padrones que circulan por las vías de la ciudad.


Cantidad de buses tipo padrón en el SITP, por empresa y concesión
 

Empresa

Concesión

PADRONES

Suma

Ciudad Bolívar

170

Consorcio Express

San Cristóbal

72

ETIB

Bosa

267

Este es mi bus

Calle 80

126

Tranzit

Usme

84

GMóvil

Engativá

108

Consorcio Express

Usaquén

227

Masivo Capital

Kennedy

153

Este es mi bus

Tintal Zona Franca

70

Masivo Capital

Suba oriental

61

TOTAL

1.338


Fuente: TransMilenio S.A. 


Los adhesivos no se ubicarán exactamente en la misma parte en todos los buses ya que las carrocerías son diferentes; por esta razón se definió que, en lo posible, vayan instalados en el bómper o parachoques (en las dos esquinas) o en la mitad de éste (lo más abajo posible), para que el ciclista y motociclista puedan verlo de acuerdo con la altura de su visión en la vía.