Contraste
A A A

Usted está aquí

  • 44 personas, en su mayoría motociclistas, se capacitaron en el curso Primer Respondiente de la Secretaría de Salud, que enseña competencias para responder como primer contacto ante una emergencia, mientras llegan los servicios de salud.
  • Esta es una de las acciones del Gobierno Peñalosa contempladas en el Plan Distrital de Seguridad Vial, como parte del trabajo de las Secretarías de Movilidad y Salud.

 

La administración distrital continúa su trabajo por proteger las vidas, en el marco de su política Visión Cero, según la cual ninguna muerte en el tránsito es aceptable, todas son evitables. De esta manera, una de las acciones contempladas en el Plan Distrital de Seguridad Vial (recién adoptado por decreto), es fortalecer el trabajo entre las secretarías de Movilidad y Salud que conlleve a reducir las muertes en la movilidad.

En este sentido, este jueves 18 de enero se graduaron 39 personas que recibieron la capacitación como Primer respondiente de la Secretaría de Salud en Bogotá (otras 5 ya habían recibido su certificado de parte de la entidad distrital con anterioridad). Esto significa que ellas podrán responder adecuadamente como primer contacto ante una urgencia o emergencia como un siniestro vial, mientras los servicios de salud arriban al lugar de los hechos.

La mayoría de las personas que se graduaron son motociclistas y realizaron un curso intensivo teórico práctico y gratuito por parte de la Secretaría Distrital de Salud en octubre pasado.

Este curso se realiza debido a que de la ayuda que se preste a una persona en los primeros minutos de una emergencia, depende en gran parte el pronóstico y la evolución de una persona lesionada, herida o afectada por una enfermedad, como lo expone la Secretaría de Salud.

La importancia de la formación del primer respondiente para la seguridad vial se explica técnicamente con una herramienta de visualización que contiene acciones estratégicas a desarrollar antes, durante y después de la ocurrencia de un siniestro vial, en cada uno los aspectos que pueden generar un siniestro (infraestructura, vehículo y factor humano), denominada la matriz de Haddon (Véase Tabla 1).

 

 Tabla 1. Matriz de Haddon

Fases

Factores

Ser humano

Vehículo y equipamiento

Vías y entorno

Antes

Prevención

  • Información
  • Capacitación
  • Normatividad
  • Fiscalización y control
  • Control de salud preventivo
  • Estado técnico
  • Mantenimiento
  • Luces
  • Frenos
  • Maniobrabilidad
  • Control de velocidad
  • Diseño, trazado y señalización de la vía pública
  • Limitación de la velocidad
  • Vías peatonales
  • Norma vial

Durante

Prevención de traumatismo

  • Utilización de dispositivos de retención
  • Discapacidad
  • Primeros auxilios
  • Dispositivos de retención de los ocupantes
  • Otros dispositivos de seguridad
  • Diseño protector contra accidentes
  • Objetos protectores contra choques y colisiones
  • Áreas de recuperación-atención inmediata

Después

Conservación de la vida

  • Acceso a atención médica
  • Facilidad de acceso
  • Riesgo de incendio
  • Servicios de socorro
  • Descongestión
  • Diseño vial
 

Fuente: Runyan, C. W. (1998) 
 

Durante los primeros minutos de las fases “durante” y “después” del siniestro, se presenta la llamada “hora dorada". Esta corresponde al tiempo de respuesta ideal de los servicios de salud para brindar atención oportuna a las víctimas de un siniestro vial y de esta forma minimizar los riesgos de pérdida de vidas y el nivel de complejidad de las lesiones en las personas involucradas.

“La siniestralidad contempla tres momentos: los hechos preventivos previos al siniestro, los que sucede durante el siniestro y los que ocurren post-siniestro. En todos estos momentos, el trabajo en seguridad vial requiere de un trabajo mancomunado y multidisciplinario, que nos permita tratar la siniestralidad vial como un problema de salud pública. En este sentido es destacable el trabajo que hizo la Secretaría de Salud en esta capacitación, que brindó herramientas claves para que el desenlace de los siniestros no sea tan crítico para las víctimas y sus familias” dijo el Secretario de Movilidad del Distrito, Juan Pablo Bocarejo, en el acto de graduación.

La capacitación fue promovida como parte de las acciones del Plan Distrital de Seguridad Vial que ha liderado el Gobierno Peñalosa por medio de la Secretaría Distrital de Movilidad. La importancia de capacitar a los motociclistas como primeros respondientes radica que en el caso de que ocurra cualquier siniestro vial, tengan conocimientos básicos que pueden salvar vidas mientras arriban los servicios de salud

“El Gobierno del alcalde Enrique Peñalosa está comprometido con la seguridad vial de los motociclistas, por ello a través del Decreto del Plan de Seguridad Vial del Motociclista adoptó la Visión Cero como apuesta para tener cero víctimas de siniestros viales en nuestra ciudad. Reitero mi satisfacción y mi admiración hacia los presentes por el trabajo que hicieron al capacitarse y a la Secretaría de Salud y todo su equipo por esta formación en primer respondiente”. Agregó el Secretario de Movilidad.

El curso de primer respondiente es ofrecido por la Secretaría de Salud para cualquier ciudadano y la Secretaría de Movilidad gestionará al menos 6 capacitaciones a motociclistas en 2018. Se espera que al menos 400 motociclistas se vean beneficiados.

Tomar el curso como primer respondiente también abre un abanico de capacitaciones específicas para quien lo recibe, como las capacitaciones como primer respondiente en salud mental, en desastres naturales, entre otros. Algunos de los objetivos del curso son aprender qué se debe hacer y qué no en caso de urgencias mientras llega el equipo especializado de salud; aprender y practicar la reanimación cardiocerebropulmonar en adultos y menores de edad e identificar tempranamente el ataque cerebral, entre otros.